El joven aquí retratado no deja de ser humano, un mortal ruborizado o una cosa risoria de algún culto improvisado. Flotan verdades para mencionar que el original de carne difiere mucho de este retrato; quizá sea esta la única manera de poder salir decente ante el ojo ajeno, claro todo por encargo de la muñeca del autor quien descifró, interpretó o -muy probable- mentó sobre su lienzo lo que para mí resultó ser un retrato insospechado.

LEER COMPLETO >>

He aquí yo con la cabeza inmaculada, improvisando una pancarta de fruta para que el cristiano de a pié me juzgue de pagano por ser una especie económica de Cristo (un Cristo de la maracuyá). ¡De qué preocuparse! algunos tienen espinas y otros rosas, yo, un rótulo de la passiflora edulis. Confieso mi discrepancia contra aquella pincelada de tiempo prolongado que me inmortaliza como un greñudo o versión actualizada de un Ramones que no pedí ser, aún así el terminar de mi cabello es un goce de ondas o una imitación de un acabado femenino si es que mi nombre fuera el de Ricarda. De algún modo: seducción. Ya al rato la piel casi rosa presenta sus rutas de cejas desniveladas (así soy yo no sin antes darme por advertido), la ceja izquierda es casi un boomerang a punto de ser lanzado, y antes de acabar el trazo la duda o la mano temblorosa lo definen volátil. Con el ojo derecho de victimario y el izquierdo de víctima (o quizá oceánico como el de un Neruda a discreción) el tipo del retrato tiene la mirada fija hacia un lugar infinito que no podemos observar; mira de tal modo que parece tener dos kilos de vergüenza en los ojos: algún pecado, alguna canallada o fue pillado de puro seductor en pose X. No posee nariz ni boca que se aprecie pero le cubre una muy posible distorsión de cabellos amenazantes detrás de sus lacios. Las manos son un misterio pero no las muñecas en actitud de beso. El mismo tono rosa desciende por los brazos en forma de triángulo inconcluso para terminar con el amarillo de su remera tipo sol (que se encuentra virgen al demonio que habita actualmente en el).

7 Comments:

  1. Ely Cadillo said...
    Me gusto.
    Tengo una pregunta: tu haces aquellas fotografias?
    Un beso.
    Roxana said...
    Muy bueno Ricky! ya pues cambia de color...deja el amarillo.
    Kisses
    Fiore said...
    jeje interesante....

    gracias por la visita

    bsos de esposa primeriza y Recién casada
    JUAN MOSA said...
    Hola muchas gracias hubiese sido triste volver sin el premio XD, por cierto para el proximo año trabajare el doble para llevarme el primer puesto XD gracias por todo, te quedaste a la fiesta despues de la premiacion?
    Patty said...
    Maracuyá
    me gusta en el verano.

    Saludos
    [ STF ] said...
    justo ayer tome una cremolada de maracuya
    flo flo flo
    turetratoinsospechadoloconociundiacomoayer
    tilsa said...
    las flechas de brazos de dios hindú me recuerdan a una galería en jirón de la unión

Post a Comment





Teleaparato que reproduce su señal de TV favorita © 2009

Peru Blogs